La Musicaterapia de Laura López

Una terapia creativa y  transformadora


Una entrevista realizada por Anny Nuñez.

Desde el hogar de Laura López.

 

¿ Quién es Laura López, de dónde es y qué hace actualmente?

 

“Hoy en dia soy Coordinadora Académica de la Cátedra de Vientos y Percusión del Colegio Emil Friedman, trabajó directamente con jóvenes en su formación inicial y estoy iniciando  con el proyecto “Aula de Musicoterapia” aún no está concretado pero lo estoy diseñando para el año escolar 2021-2022, creo que podría ser una excelente herramienta para la formación de los jóvenes. Continuó haciendo música de cámara, como parte de mi desarrollo como artista y también con la atención de mis pacientes de musicoterapia”. 

 

Laura, nació en Barquisimeto, es de padre español y madre palestina, criada en Caracas y en los llanos venezolanos en Guanares. Formada musicalmente en los llanos y culminando sus estudios en la capital. Trabajó por muchos años en la Orquesta Sinfónica de Venezuela como primer oboe y en otras orquesta profesionales.

 

López menciona “Soy  como muchas otras mujeres del país, una profesional que divide su tiempo entre la familia, los hijos, el esposo, la carrera y mis intereses de continuar preparándome”. 

 

 “Soy un ser humano en busca de la felicidad del día a día, disfrutando de esos momentos especiales  que nos da  hacer las cosas con amor, en el campo familiar y profesional, con ese objetivo de hacer las cosas bien y que causan placer siempre”.

 

¿Cómo llega a su vida la música y la terapia?

 

“Desde que nací, la música es algo que nos acompaña todos los días, queramos o no queramos. Hay una historia de mi hermana mayor, que es profesora de educación especial, ella le daba clases a sordo mudos, muchas veces iba a su trabajo y veía cómo se comunicaba con ellos por señas, muchas veces veía bailando y cantando a esos jóvenes sordos mudos, muchos sordos profundos.  Es que la música no solo se percibe por los oídos si no también por la piel y eso marca lo que es la música en nuestra vida. Creo que es imposible escaparnos de ella, desde que nacemos tenemos el canto de nuestra madre, crecemos siempre vinculándonos  con la música de alguna manera. En mi caso siempre me gustó la música y  el día que comencé la orquesta, para mí, fue un descubrir. Entendí que yo había nacido para estar allí”.

 

La musicoterapeuta reconoce que como profesora de música  ha visto en varias ocasiones, muchachos que no encajan o que no se consiguen en otra parte fuera de la música. Destaca “ Entender que uno consigue su sitio desde tan joven es muy emocionante. Con la terapia creo que es un nivel de sensibilidad que nos va desarrollando la música y por supuesto con la que nosotros nacemos”.

 

Reconoce que siempre le ha  interesado el ser humano per sé.

 

“Siempre me han interesado las personas que tengo alrededor, no puedo ser indiferente al sufrimiento o padecimiento de alguien”.

Puntualiza que de esa forma es muy fácil entrar en el mundo de la musicoterapia  cuando se siente empatía y  hay necesidad de ayudar. Destaca “Cuando me enteré que existe la musicoterapia fue como anillo al dedo, me encanta la música y creo en el poder de la música, entiendo el poder de la música  y con ella puedo ayudar a otros, ser empáticos con otros y ayudar al sufrimiento de otros”.

 

¿ Cómo podemos aplicar la  musicoterapia a la vida cotidiana?  

 

“La vida cotidiana está llena de música”. La música nos activa, activa el movimiento, mejora la comunicación, trabaja la memoria, las emociones. Ponemos el ejemplo, un caso de la abuelita en la casa, vamos a escucharla, vamos a decirle abuelita cuál es tu canción preferida, “un bolero” y por qué te gusta ese bolero”.  

 

“Estamos allí ayudando a esa memoria emocional que es tan importante, estamos creando lazos gigantesco, estamos entendiendo una historia, nos estamos yendo a una época completa y lo más importante que estamos fomentando la comunicación de la abuelita que nos está contando desde el fondo de su corazón, cuál fue su historia”.

 

“También podemos poner una música movida para activar nuestros movimientos, hacer ejercicio con más ganas de bailar y eso nos ayuda con esas hormonas de la felicidad que se activen y que nos haga pasar un rato  muy agradable  donde se nos olvide el estrés diario”.

 

Por último describe “También podemos utilizar la música para despertar en la mañana o para relajarnos todas las noches, para conocernos o recordar una época de nuestra vida por medio de una canción, son  infinitas las posibilidades. Y si aparte,  utilizamos la música para ejecutarla los beneficios son muchísimos. La música está en todas partes todos los días, así que es  una herramienta que nos puede hacer pasar muy bien.”

 

¿ Piensa que la musicoterapia es una forma de ayudar a la salud mental de las personas?

 

“Sí, gracias a la neurociencia, sabemos que la musicoterapia es una terapia válida para ser usada justamente en pacientes que padecen trastornos en sus estructuras cerebrales,  es decir, que estén relacionadas con sus emociones,  con depresiones, con trastornos post traumáticos, por tratamientos de la ansiedad”.

 

En personas que no tengan ningún padecimiento, la música nos acompaña siempre, si estoy estresado, triste, si tuve una perdida importante en mi vida y quiero drenar todo eso la musicoterapia es una terapia variada con muchos beneficios para la salud mental”.

 

Explica que la musicoterapia también es usada en la medicina paliativa, la cual  precisa que es un campo muy difícil,  ya que las personas que están sufriendo una enfermedad terminal, están llenas de frustración, estrés y tristeza. Y la musicoterapia es combinada con otras terapias rigurosas. 

 

¿Una mamá puede aprender sobre musicoterapia y aplicar a la crianza o educación de sus hijos?

 

“Sí, no  va a ser musicoterapeuta por supuesto si no  pasa por estudios estructurados. La musicoterapia es exactamente igual que cualquier terapia, que cualquier disciplina de la medicina, tiene que hacer estudios rigurosos y acompañados”.

 

“Pero por supuesto, se aprenden algunas cosas importantes que pueda aplicar,  para entender muchas cosas que como mamá quizás no entendemos. Hay cosas que hacemos como madres que hacemos sin pensarlo y estamos en lo correcto, por ejemplo, cuando le cantamos las canciones de cuna a nuestro hijo, ayuda que nuestro niño tenga mejor comunicación de grande,  que entienda qué es la comunicación, sea más empático, le ayuda con la relación de hijo y madre,  una serie de cosas gigantescas”.

 

“Una mamá tambien puede aprender sobre juegos estructurados y los puede enseñar a sus hijos, no nada más desde la educación, si no  que la musicoterapia también le va a enseñar que hay respuesta emocionales que muchas veces no vemos, hay movimiento, hay caras y que todo es importante. Una madre puede aprender de musicoterapia y le puede ser de mucha ayuda  como madre, para ella misma y sus relaciones”.

¿ Como educadora, como puede complementar la musicoterapia a la vida de un músico o que beneficios se aplican en su carrera?

 

Entre risas aclara “Desde mi experiencia, yo primero fui músico y docente, antes de conocer la musicoterapia. hubo una visión diferente, en cómo asumía mi rol como docente y profesional en la música. Es que muchísimas veces nos olvidamos que lo más importante es transmitir una emoción. Que si bien hay que ser estrictos y tener un nivel alto y exigir a los alumnos un nivel, muchas veces, nos conseguimos con docentes que no entienden que la pieza que le pusieron al alumno está por encima de su inteligencia emocional, no la entiende, y al no entenderla, no les gusta, no la saben explicar musicalmente hablando. O simplemente se les olvida que la música también es emoción y empezamos solamente a exigir esa perfección técnica”.

 

¿Cuál ha sido su mejor experiencia como musicoterapeuta?

 

“Es difícil, la más importante de las experiencia es justamente el cambio como persona y músico hace al cambiar desde adentro tengo muchas más herramientas para ayudar a las demás personas y cada una de esas experiencias que nosotros vivimos con otras personas son muy poderosas, es casi imposible describirlo, tendríamos que vivirlo, son realmente experiencia muy hermosas de mucho crecimiento de parte y parte que quedan marcadas para siempre.  Es una empatía desde el arte”.

 

¿Cómo podemos aplicar la musicoterapia en estos momentos actuales que se está viviendo?

 

“Como músicos, el estudio de un instrumento creo que es importantísimo en el desarrollo de los niños, debería ser un derecho humano, el que todos los niños tenga acceso a la música, cantar, tocar, bailar, es una cosa que realmente llena a los niños de estructura y los hace tener enlaces sociales muy importante entre sus pares, los hace tener una organización que en estos momentos es muy importante mantener .La música nos genera alegría así que es muy buena alternativa para estos días, es muy buena acompañante”.  

López nos comenta que en España hay un proyecto  llamado “La música que me acompañó en la Pandemia” y  relata que le  parece hermoso compartir lo que nos hace  sentir feliz a la gente en estos momentos . “Esto va a quedar en nuestra mente y será muy bonito cuando recordemos que hicimos en la pandemia, yo baile con mi papá, aprendí a tocar guitarra, hice un curso de musicoterapia, cualquier cosa relacionada con la música”. 

 

¿Musicoterapia en una frase?

 

“Una terapia creativa y transformadora”.

 

Sobre las clases

Nunca ha sido tan fácil iniciarse en el mundo de la musicoterapia, ahora con Belle Art Academy en Panamá, se incluye el taller online de musicoterapia, en vivo y a través de la plataforma ZOOM, todos los jueves a las 6:00 pm. El taller es dictado por Laura López, licenciada en música, educadora, musicoterapeuta y oboísta.

El taller se inicia mensualmente y además se ofrece el 50% de descuento en el costo completo.

Se presentan 4 módulos:

Módulo I: Música, relación con la sociedad y humanidad. Historia de la Musicoterapia.

Módulo II: Conceptos, métodos, aplicaciones. Niveles de práctica. Experiencias y áreas prácticas. Historia de vidas.

Módulo III. Musicoterapia Receptiva. Método Receptivo. Canción significativa

Módulo IV: Banco de canciones.

Susana Salas, directora de la academia, nos comparte  que decidió incluir el taller de musicoterapia porque  considera que en muy pocos sitios se puede encontrar académicamente  la manera de descubrir las bondades de las terapias basada en la música como estudio científico.

“La idea es dar herramientas alcanzables a aquellas personas que de una u otra forma están vinculadas a la educación, salud, expresiones artísticas y  el por qué  de aplicar ciertas técnicas de la musicoterapia  en nuestra vida cotidiana”.

El taller estará enfocado a dar a conocer los principios de la musicoterapia, los métodos más usados para que lo participantes lo apliquen en su desarrollo profesional y en  sus áreas de trabajo.

Está dirigido a todo público especialmente a profesionales de educación, música y psicología.

Mayor información: http://www.bellearteventos.com/belleart-academy

Correo: bellearteventos@gmail.com / Teléfono: 6795-5068.

Deje su comentario