Nuevas exposiciones 2022 en el MAC

El Museo de Arte Contemporáneo de Panamá presenta las primeras dos exposiciones de 2022.

La pisada del Ñandú (o cómo transformamos los silencios) es un ensayo visual curado por Río Paraná de Argentina (Duen Sacchi y Mag de Santo) que propone una contra-historia poética ante la imposición de las jerarquías de la piel, la sexualidad, la identidad étnica y la prohibición de ciertas prácticas eróticas, visuales y espirituales individuales y comunitarias. Una constelación de intuiciones, saberes y prácticas que dan cuenta de la invención colonial de los cuerpos.

Esta exposición permite recorrer una contra-historia de los cuerpos que hoy serían denominados travestis, trans, no binarios bajo las constelaciones del Sur. Muestra que la imposición del género binario, y con ello el sexismo, se constituye en y mediante los mismos mecanismos occidentales en que se construye el supremacismo blanco, o el racismo. Dicho de otro modo, se encuentra que el ordenamiento sexual y racial funcionan de manera co-dependientes para el éxito económico de la Colonia. Los archivos coloniales, y su operación crítica sobre ellos, junto con los archivos domésticos creados por las comunidades trans y travestis argentinas: Archivo de la Memoria Trans Argentina y Archivo y memoria LGTBIQ Salta, y las piezas de artistas vivos de Abya Yala permiten recorrerlo.

Guardar semillas en el cabello es un proyecto expositivo curado por Juan Canela, ganador de la convocatoria Ábordajes: Becas de Investigación Colección MAC; y concebida junto a cuatro curadoras invitadas: Judith Corro, Cristina López Urriola, Andrea C. Miranda Pestana y Mana Pinto. Una investigación colectiva que emerge de la colección del MAC Panamá, y aborda la urgencia por generar espacios de enunciación desde las comunidades que históricamente han tenido más dificultades de ostentar espacios de visibilidad institucional. 

Las obras seleccionadas se entrelazan con otras prácticas o manifestaciones culturales, de forma que en ese vaivén vayan revelándose senderos en los que volver a adentrarse, o abriéndose otros nuevos con nuestro caminar. Evocando ese acto íntimo del trenzado, se propicia un accionar en el que el pasado se entremezcla con el presente, lo humano con lo no humano, la colección con otros artistas del contexto local y regional, y las prácticas artísticas con otras manifestaciones culturales. Y ahí van apareciendo sentimientos como la rabia, la nostalgia y la conciliación; así como las consecuencias de la colonialidad en la región, procesos extractivistas que interfieren con nuestra relación con la tierra, intentos de erradicar saberes y espiritualidades ancestrales, las vidas de cuerpos disidentes, migraciones y diásporas.

Obras, cuerpos, movimientos y temporalidades diversas abren el relato; nuevas palabras, gestos y materiales nacen del encuentro. Tratando de germinar espacios para compartir conocimientos, reconocer y enunciar, abrazando la complejidad contemporánea desde un hacer en común.

 

Ambas exhibiciones están disponibles hasta el 15 de mayo, en horario de martes a domingos de 10AM a 5PM. Los lunes el Museo de Arte Contemporáneo de Panamá está cerrado. Los jueves, viernes y sábados ofrece horario extendido hasta las 8PM.

La entrada es gratuita con donación sugerida. Se debe presentar tarjeta de vacunación, las medidas de bioseguridad serán respetadas.

Deje su comentario